Nocturno (Li Jinfa)

li-%e9%87%91%e5%8f%91

 

Así como a Tu Fu lo llamaban el “poeta historiador” o el “sabio de la poesía”, y  a Li Po “el inmortal de la poesía”, y a Li He “el poeta fantasma”, a Li Jinfa, que comenzó a escribir poesía en la década del veinte, influenciada por el simbolismo francés, lo llamaban el “poeta bizarro” o el “freak de la poesía” (诗怪). Su nombre original era Li Shuliang; adoptó como seudónimo “Li Jinjia” (Jinjiaq quiere decir “cabellos dorados),  luego de un sueño recurrente que tuvo durante su estadía en Francia, en el que se le presentaba la imagen de una muchacha rubia

 

Nocturno

Caminamos sobre pasto seco,
con la furia y la pena mordiéndonos los talones.

Una memoria rosada,
como un animal pudriéndose al borde del camino,

su olor se esparce por la ciudad
alterando el sueño de muchas personas.

Rota ya, la rueda de mi corazón
sigue girando sin pausa en el barro.

Sobre huellas de coches irreconocibles
sólo el amor imprime una sombra duradera.

Oh la luna, la misma luna de hace miles de años,
siempre comprende mis sueños

y donde sea que me encuentre
proyecta mi sombra sobre arena y rocas insípidas.

Pero ese reflejo quieto resalta la oscuridad tras la casa,
de una manera mecánica y risible.

Señor, es hora de que alces tu ancla,
el sudor de tantas cosas me abruma.

El ruido de pasos presurosos,
el vaivén agitado de esas cuerdas.

Años misteriosos,
un remedio entre las hierbas del jardín.

Alguien ha extraviado su corazón
en la mochila de un vendedor itinerante.

Nos frustramos unos a otros,
dejando detrás un odio silencioso.

Y por más que juremos lealtad eterna,
murmurando bajo el puente en el arroyo,

siempre terminamos tapando
la entrada de la temible cueva,

o morimos de viejos al unísono,
en una zanja, como soldados abatidos.

Nuestros cuerpos cubiertos
en seguida por el salitre.

¿Es posible encontrar al fin
un descanso en el estanque seco?

1922, Dijon

夜之歌

我们散步在死草上
悲愤纠缠在膝下。

粉红之记忆,
如道旁朽兽,发出奇臭。

遍布在小城里,
扰醒了无数甜睡。

我已破之心轮,
永转动在泥污下。

不可辨之辙迹,
惟温爱之影长印著。
噫吁!数千年如一日之月色,
终久明白我的想像,
任我在世界之一角,
你必把我的影儿倒映在无味之沙石上。

但这不变之反照,衬出屋後之深黑,
亦太机械而可笑了。

大神!起你的铁锚,
我烦厌诸生物之汗气。

疾步之足音,
扰乱之琴之悠扬。

神奇之年岁,
我将食园中,香草而了之;

彼人已失其心,
在混杂在行商之背而远走。

大家辜负,
留下静寂之仇视。

任「海誓山盟:」
「溪桥人语,」

你总把灵魂儿,
遮住可怖之岩穴,

或一齐老死於沟壑,
如落魄之豪士。

但我们之躯体
既偏染硝矿。

枯老之池沼里,
终能得一休息之藏所?

一九二二年Dijon

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Una aldea abandonada (Wen Yiduo)

 

userid333148time20111226133453

¿A dónde se fueron todos y por qué?
Un sapo se encoge tímido sobre una olla,
la cuchara está cubierta con flores blancas.
Mesas y sillas flotan por campos inundados,
la araña teje sus puentes de una habitación a otra.
Ataúdes atravesados en las puertas,
piedras bloqueando las ventanas.
¡Qué paisaje tan extraño y tan triste!
Guadañas oxidadas, pronto inservibles,
redes de pescadores abandonadas entre la ceniza.
¡Dios mío! ¿No fue capaz de retenerlos esta aldea?
Con sus rosas sin fin y sus enormes lotos,
con su lago verde y sus espigas finas,
su cielo tan azul, y el canto de esos pájaros.
¿Quién sembró esas espigas tan verdes?
¿Quién plantó estas flores tan rojas?
¿Quiénes mezclaron su sudor con la tierra?
¿Qué dolor los atormentaba, qué perseguían
los que dejaron de golpe esta aldea
sin mirar atrás? Hoy alguien les dice:
que los chanchos van a la deriva por las calles,
entre los patos, y los gallos pisotean las flores,
y las vacas mordisquean las verduras en el huerto.
Les dice que el sol ha caído y el ganado
no ha descendido aún de la montaña:
sus sombras esperan en la ladera,
mientras las cumbres se alzan
en torno como tigres y dragones.
Miran un instante, tiemblan, bajan la vista.
(Esto también hay que decírselo).
Recuerdan que antes, cuando el atardecer llegaba,
frío, y los álamos temblaban en el viento,
les bastaba llamar desde la montaña
para que sus dueños acudieran,
sin pensar en el peligro del camino.
Luego el sonido de una flauta los guiaba
lentamente de regreso hacia el corral,
hacia el pasto perfumado y el calor.
Lagrimean, recordando todo esto,
y se arriman, y juntan las cabezas.
¡Rápido! Vamos a decirles a sus dueños,
a contarles, vamos a contarles todo
para que vuelvan ya, que vuelvan cuanto antes.
¿Por qué dejaron así a sus animales?
¿No saben que son casi como niños
estas vacas, pobres bestias miedosas?
¿Y a dónde ha ido el mensajero?
Rápido, que vaya a decirle al viejo Wang,
al mayor de los Zhou, a sus ocho hermanos,
a decirles a los campesinos junto al paso,
al viejo herrero Li, con su cara roja,
al tuerto Long, a Xu Panxian, a la vieja Huang,
a todas las mujeres de la aldea.
A decirles estas cosas, una por una.
A decirles que regresen, que regresen.
¡Qué paisaje tan extraño y tan triste!
¡Dios! Nada logró retener aquí a los hombres.
Un paraíso completamente desierto.

1927

他们都上那里去了?怎么
吓蟆蹲在甑上,水瓢里开白莲;
桌椅板凳在田里堰里飘着;
蜘蛛的绳桥从东屋往西屋牵?
门框里嵌棺材窗棂里镶石块!
这景象是多么古怪多么惨!
镰刀让它锈着快锈成了泥,
抛着整个的鱼网在灰堆里烂。
天呀!这样的村庄都留不住他们!
玫瑰开不完,荷叶长成了伞;
秧针这样尖,湖水这样绿,
天这样青,鸟声象露珠样圆。
这秧是怎样绿的,花儿谁叫红的?
这泥里和着谁的血,谁的汗?
去得这样的坚决,这样的脱,
可有什么苦衷,许许什么心愿?
如今可有人告诉他们:这里
猪在大路上游,鸭往猪群里攒,
雄鸡踏翻了芍药,牛吃了菜──
告诉他们太阳落了,牛羊不下山,
一个个的黑影在岗上等着,
四合的峦障龙蛇虎豹一般,
它们望一望,打了一个寒噤,
大家低下头来,再也不敢看;
(这也得告诉他们)它们想起往常
暮寒深了,白杨在风里颤,
那时只要站在山头嚷一句,
山路太险了,还有主人来搀;
然后笛声送它们踏进栏门里,
那稻草多么香,屋子多么暖!
它们想到这里,滚下了一滴热泪,
大家挤作一堆,脸偎着脸……
去!去告诉它们主人,告诉他们,
什么都告诉他们,什么也不要瞒!
叫他们回来!叫他们回来!
问他们怎么自己的牲口都不管?
他们不知道牲口是和小儿一样吗?
可怜的畜生它们多么没有胆!
喂!你报信的人也上那里去了?
快去告诉他们——告诉王家老三,
告诉周大和他们兄弟八个,
告诉临淮关一带的庄稼汉,
还告诉那红脸的铁匠老李,
告诉独眼龙,告诉徐半仙,
告诉黄大娘和满村庄的妇女——
告诉他们这许多的事,一件一件。
叫他们回来,叫他们回来!
这景象是多么古怪多么惨!
天呀!这样的村庄留不住他们;
这样一个桃源,瞧不见人烟

民国十六年,五月,十九日《新闻报》

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Al salir del café (Wang Duqing)

 

20131017145850690

 

 

Al salir del café,
siento en mi cuerpo
el cansancio del alcohol…
No sé a dónde ir ni qué lugar
es mi casa ahora…
Ah, la calle helada,
el atardecer, la llovizna.
Al salir del café,
mientras camino
solo y en silencio
y un poco alegre
siento de golpe
la tristeza
de quien va a abandonar un país…
Ah, la calle helada,
la llovizna, el atardecer.

Wang Duqing (1898-1940)

 

我从cafe中出来,

身上添了

中酒的

疲乏,

我不知道

向哪一处走去,才是我的

暂时的住家……

啊,冷静的街衢[qú]

黄昏,细雨!

我从cafe中出来,

在带着醉

无言地

独走,

我的心内

感着一种,要失了故国的

浪人的哀愁……

啊,冷静的街衢,

黄昏,细雨!

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Adiós a Cambridge una vez más (Xu Zhimo)

220px-xu_zhimo

Lentamente me voy.
Lentamente, como vine.
Lentamente agito mi mano,
despidiéndome de las nubes del oeste.

Los sauces dorados en la orilla,
son como novias jóvenes en la luz.
Sus sombras suaves en el agua
agitan algo en mi interior.

Los nenúfares sobre el barro
del fondo brillan y se mecen.
Qué hermoso ser un junco,
un junco en la corriente suave.

Esa agua a la sombra del olmo
no viene de ninguna fuente:
es polvo de arcoiris entre lentejuelas,
sedimento irisado de algún sueño.

¿Seguir un sueño? Remar despacio,
contracorriente, hacia ese verde más claro,
en un bote cargado de estrellas,
y cantar bajo la luz estriada.

Pero yo no puedo cantar hoy,
porque el silencio es mi despedida
y hasta los insectos han enmudecido.
Todo es silencio en Cambridge esta noche.

Silenciosamente me voy.
Silenciosamente, como vine.
Agito apenas las mangas,
para sacudirme hasta el último resto de nube.

1922

再别康桥

轻轻的我走了,
正如我轻轻的来;
我轻轻的招手,
作别西天的云彩。

那河畔的金柳,
是夕阳中的新娘;
波光里的艳影,
在我的心头荡漾。

软泥上的青荇,
油油的在水底招摇;
在康桥的柔波里,
我甘心做一条水草!

那榆荫下的一潭,
不是清泉,
是天上虹 揉碎在浮藻间,
沉淀着彩虹似的梦。

寻梦?撑一支长蒿,
向青草更青处漫溯,
满载一船星辉,
在星辉斑斓里放歌。

但我不能放歌,
悄悄是别离的笙箫;
夏虫也为我沉默,
沉默是今晚的康桥!

悄悄的我走了,
正如我悄悄的来;
我挥一挥衣袖,
不带走一片云彩。

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Kong Yiji y otros cuentos

0001

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Fragmento de una carta

Discúlpame por hablar siempre del invierno y el río,
siempre del sonido del hielo quebrándose en el aire
en el momento en que los patos pasan en bandada.
Los barcos mantienen las luces amarradas,
una estrella muerde la punta de la torre de hierro.
Los hombres regresan a sus habitaciones en silencio,
se sacan la ropa, se acuestan con la cara hacia la pared.
Dejando atrás Austerlitz el último coche
ingresa en el 13eme. Caras, caras de borrachos
iluminando como un chispazo las cenizas frías del sueño.
Entre la nieve y el perfume barato de las putas,
un hombre camina por la ciudad a medianoche.

Song Lin (París, 1998)

书札片断

原谅我总是说到冬天说到河
说到野鸭飞过时空中的裂冰声
船栓住灯火,星啮咬铁塔的尖顶
回到屋子里的人们沉默着
脱衣上床,面朝一堵墙壁
最后一班地铁翻越奥茨特里斯桥
进入十三区。脸,酩酊的脸
闪动睡眠黑甜的煤渣
一个人在深夜巨大的城市里走着
穿过飞雪和妓女扑鼻的香水

(1998/巴黎)

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Taller en Rosario

 

taller-rosario

 

Esa ciudad (1936)
Esa ciudad.
¿Te acordarás aún de esa ciudad?
Me temo que sólo podrías decir “no”.
Como la brisa nocturna
que mueve una cortina,
quizás la has olvidado de verdad,
igual que se olvida a una amistad ausente
o cualquier hecho lejano.
Pero yo, que amo la historia,
que me gusta hojear viejos libros
en busca de viejos rastros,
volví a encontrarla un día
cuando las hojas habían caído,
cuando las hojas estaban secas,
volví a encontrar esa ciudad:
había humo sobre las murallas, como nubes en un sueño,
y las paredes manchadas de musgo
(la lluvia de Cangzhou
vuelve todo verde, dijo alguien).
La ciudad era vieja,
vieja y pequeña,
las torres abandonadas, derruidas,
repletas de nidos de lechuzas,
como un mero decorado
para ese atardecer de otoño.
Las calles desparejas, poca gente
andando, poco ruido, carros y caballos.
Fue en esas calles un poco deprimentes,
no, fue en esa vieja ciudad, que un día
casualmente nos encontramos, nos conocimos,
casualmente nos dijimos adiós,
allá lejos
y hace mucho tiempo.
¿A dónde habrás ido después?
¿En qué ciudad habrás terminado?
“Quiero navegar los mares”, me dijiste
una vez, pero yo he navegado más tarde
los mares, sin saber a dónde
me llevaban las olas. Dijiste:
“Quiero seguirte hasta el fin del mundo.”
¿Pero dónde queda el fin del mundo?
Ni siquiera cabalgando
este viento de fin de otoño
podría encontrar tu rastro hoy.
Y sin embargo pienso siempre  en esa ciudad,
en sus cielos azules o nublados,
en el paraguas de papel que compartimos
por un camino embarrado bajo la lluvia .
Y en el bosque de pinos a las afueras,
y en los susurros y las risas a la sombra,
y en el arroyo bordeado de hierba,
y los insectos temblorosos…
En otoño, en algún día gris, algún atardecer,
suelo acordarme casualmente.
Todo es un accidente, sí.
¿Hay algo que no suceda casualmente?
Una cigarra fría cae a tierra,
una hoja amarilla
abandona la rama,
dos extraños se separan
después de andar juntos un rato,
se pierden de vista para siempre.
Una poco de tierra, un poco de pasto,
se convierte en la tumba de alguien.
Todo esto sucedió casualmente,
y así terminó también, en silencio.
Salvo que yo sigo pensando:
¿cuándo volveré a esa ciudad?
¿cuándo volveré a esa ciudad?
Li Guangtian (1906-1968)
那座城
那座城──
那座城可还记得吗?
恐怕你只会说“不”,
象夜风 轻轻地吹上破窗幕,
也许你真已忘去了
好象忘去 一个远行的旧相识,
忘去些远年的事物。
而我呢,我是个历史家,总爱翻
厚重的旧书页 去寻觅
并指点出一些陈迹,
于是,我重又寻到了──
当木叶尽脱 木叶飘零时
我重又寻到了 那座城:
城头上几点烟,象梦中几朵云,
石壁上染青苔,
曾说是 一碧沧州雨。
城是古老的了,
古老的 又狭小的,
年久失修的城楼,倾颓了,
正好让 鸱枭作巢,
并点缀暮秋的残照。
街道是崎岖的,更没有
多少行人 多少喧哗或多少车马。
就在这冷落的街上,
不,就在这古老的城中吧,
偶然地 我们相遇了,
相遇,又相识,
偶然地 却又作别了,
很久很久,而且也很远很远了吧,
你究竟到哪儿去了呢?
你可曾又落到了什么城中吗?
你曾说,“我要去漂大海,”
但大海我也漂过,
问去路 也只好任碧波,
是的,你又说
“随你到世界的边缘,”
但哪儿算世界的边缘呢?
就驾了这暮秋的长风
怕也难 寻出你一些儿踪影!
但我却总想到那座城
城上的晴天和雨天。
雨天的泥途上,
两个人同打的 油纸伞,
更有那城下的松林,
林荫下的絮语和笑声,
那里的小溪,溪畔的草,
受惊的,草间的鸣虫……
每当秋天,当一个阴沉的日子
或晚间,偶然地,我便这样想到了。
是呢,都是偶然。
什么又不是偶然呢:
看一只寒蝉 坠地,
看一片黄叶 离枝,
看一个同路的陌生人 远隐了,
隐到了不可知的异域。
一席地,盖一片草,
作一个人的幽居。
这一切也都是偶然吧,于是,
偶然地 一切都完了,
沉寂了,除非我还想:
几时再回到那座城去呢?
几时再回到那座城去呢?

 

(选自《汉园集》,1936 3 月,上海商务印书馆)
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario