La casa

Te gusta tu casa,
te gusta mas que nada
y mas que nada en el mundo
la vista desde tu casa, tu balcón,
el patio de la escuela de enfrente,
y la esquina donde a la noche
encienden fuegos de artificio
los muchachos del barrio
a veces incluso globos
que van subiendo despacio
con un fuego adentro.
Todo el año es lo mismo.
No te gusta en cambio el ruido
que sube del patio de la escuela
desde temprano a la mañana
y te despierta de golpe
Y eso que antes de mudarte
llegaste a idealizarlo un poco
“las voces de los chicos”
decías, acordándote de una casa
donde viviste hace años
en la cuadra de una escuela
Querías volver a convivir
con ese ruido de fondo
guardabas un buen recuerdo
La realidad resultó diferente
Aun así, te gusta el silencio que hay
los sábados y los domingos
y sabes que ese silencio
lo aprecias especialmente
gracias a esos otros días.
Es una paradoja que te ocupa
pero tampoco te quita el sueño

Sun Bolei

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s