en los templos de china

“Es precisamente la gran extensión del dominio de lo sagrado lo que nos dificulta la aprehensión de la religión china. Ciertas divinidades domésticas se remontan a los textos más antiguos existentes. Se enumeraban, en la época de los Zhou, cinco cultos domésticos: el del hogar, el de la puerta exterior (a dos hojas), el de la puerta de la casa (una hoja), el del impluvium y el de los pozos. Entre estos, el del hogar y el de la puerta mantienen hasta hoy un lugar central dentro de la religiosidad familiar; son objeto de un culto real, pero no tienen un templo. Una construcción separada para estas divinidades no es necesaria pues ellas ya tienen una morada. La presencia de divinidades implica, en suma, un código de conducta que permite a la casa hacerse habitable para dioses, aunque modestos: así, está prohibido mostrarse desnudo delante del hogar”. Vincent Goossaert, Dans les temples de la Chine. Histoire des cultes, vie des communautés

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s