En camino a Guilin

La tierra está tibia, el otoño lejos aún,
sobre el río claro se refleja la luz del sol
poniente, el ruido de cigarras sin pausa
parece lamentar la partida del viajero.
En la aldea los perros se ladran unos a otros,
un monje vuelve solitario por la arena.
Miro con nostalgia hacia el noroeste,
y veo otra vez las perdices volando.

Li Shangyin (813-858)

地暖无秋色,
江晴有暮晖。
空余蝉嘒嘒,
犹向客依依。
村小犬相护,
沙平僧独归。
欲成西北望,
又见鹧鸪飞。
李商隐

Esta entrada fue publicada en Li Shangyin. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s