El último día de julio

En el libro que estaba leyendo
una frase me hizo pensar
en unos viejos amigos
Por eso cerré el libro
y bajé a la calle a dar un paseo
En el último día de julio,
en Guizhou estaba lloviendo a cántaros
pero en Chengdu solamente
soplaba sin parar el viento
Al pasar por una verdulería
vi los mangos
y de golpe me acordé de un hecho del pasado
Sin poder contenerme
me compré dos
y los llevé de vuelta a casa.

He Xiaozhu (Pengshui, 1963).

《七月的最后一天》
书上的一句话
让我想起了
我的老朋友们
于是合上书页
决定到楼下去走一走
这是七月的最后一天
暴雨在贵州倾盆而下
成都只是吹了吹风
路过水果店的时候
看见芒果
便又想起了一段往事
于是我情不自禁
买了两个
带回家去

Esta entrada fue publicada en He Xiaozhu. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El último día de julio

  1. Lucía dijo:

    Sos un zarpado traduciendo, hermoso poema.

    Me gusta

  2. miguel angel dijo:

    Qué bueno que les guste, gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s